Martes, 30 de diciembre de 2008

La RIAA, derrotada judicialmente

Cuando hablamos allá por Junio de la más que segura repetición del juicio a Jamie Thomas, condenada por una supuesta "distribución" de archivos a través de Internet, sabíamos que iba a ser algo importante. Pero no nos imaginábamos que tanto. Nuevamente Enrique Dans nos da la noticia alegre del día: La RIAA ha salido definitivamente derrotada en el único juicio por distribución de música que ha llegado a celebrarse en Estados Unidos.

Debemos recordar que la estrategia de amedrentamiento de la RIAA había sido un éxito total hasta este momento, consiguiendo que no llegara a celebrarse ni un solo juicio llegando a acuerdos extrajudiciales con los acusados que incluían el pago de cantidades astronómicas de dinero.  Y en el único juicio celebrado hasta ahora, logró arruinar la vida de una pobre mujer. Pero su juicio fue anulado y repetido., por la intervención de un grupo de profesores universitarios. Y lo ganó por goleada.  Y ahora esta apelación lo confirma.

El desastre ha sido total para las tesis de la SGAE americana. En palabras del mismo Dans La RIAA no solamente vio denegado su argumento de que poner canciones en un directorio compartido era lo mismo que distribuir (con la ausencia de ánimo de lucro considerado como uno de los argumentos principales), sino que debía pagar a la demandada por lo que se consideraba una “petición abusiva de daños”.

Y la apelación ha confirmado, de forma definitiva, esta sentencia que debe ser en buena lógica el principio del fin de las estrategias de abuso y amedrentamiento del ciudadano utilizadas por la RIAA y sus imitadoras europeas. Si no hay ánimo de lucro, no puede haber actividad punible legalmente. Y el concepto de distribución requiere mucho más que situar unas canciones en un directorio compartido: Requiere demostrar una difusión efectiva.

 La campaña del Ministro Molina para educar las mentes de los españolitos queda en evidencia. ¿Malversación de caudales públicos? ¿Porqué no?

Comentarios

Añadir un comentario