Mi?rcoles, 24 de diciembre de 2008

Traidor a sus dos pueblos. Paria en dos mundos.

El vil sátrapa Mohamed VI ha destituido al número dos de la diplomacia marroquí, Ahmed Lekhrif, secretario de Estado de Asuntos Exteriores. Lo ha hecho por nacionalizarse español. Ahmed Lekhrif pudo optar a la nacionalidad española por ser saharahui de origen. Traicionó a su pueblo uniéndose a la administración califal de Hassan II solo para ver como su hijo le destituye... por español.

Tiene completa lógica que un Secretario de Estado no tenga más nacionalidad que la del Estado a cuyo Gobierno pertenece. Mohemed VI tiene todo el derecho a indignarse porque un miembro de su gabinete ostente la condición de ciudadano de otro Estado... máxime si se trata de un Estado con el que hay reivindicaciones pendientes ya que aparte del propio contencioso del Sáhara, Marruecos insiste en reclamar Ceuta y Melilla.  Lo que me escandaliza es que este individuo haya podido obtener la nacionalidad española por el mero hecho de haber vivido en nuestra antigua colonia. Me parece escandaloso, decimonónico y algo a reformar inmediatamente.

 En cuanto a Ahmed Lekhrif, es en este momento paria entre los saharahuis y paria entre los marroquíes. ¿Adivinan dónde va a acabar instalándose en un futuro más o menos próximo?

Comentarios

Añadir un comentario