Martes, 25 de noviembre de 2008

Represi?n de libertades b?sicas: La hora de la respuesta penal

Me cuentan -no estuve- lo sucedido el pasado domingo en el Valle de los Caídos, cuando miles de personas que trataban de acceder al recinto para asistir a la tradicional Misa en honor de Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera hubieron de soportar humillantes registros y requisas de banderas (lisas, con toros o  con águilas), pulseras con los colores de la bandera de España, Medidas de la Virgen del pilar y hasta Santos Rosarios. Estamos ante una actuación que simple y sencillamente no puede ser considerada una acción ajustada a Derecho por parte de las Fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado, muy posiblemente infringe varios artículos del Código Penal, no está amparada en modo alguno por la letra de la Ley de la Momoria Histórica y, por lo tanto, debe encontrar una adecuada respuesta en los Tribunales de Justicia. 

 Al margen ya de la posible inconstitucionalidad de la Ley de Memoria Histórica, mi opinión jurídica va por otros derroteros: Merece la pena el inicio de un proceso en vía penal para identificar a los agentes y mandos de Policía Nacional y Guardia Civil implicados en los sucesos del pasado domingo. La LMH no prohíbe llevar una bandera española en el Valle de los Caídos: Lo que prohíbe es realizar actos de exaltación... que no se realizaron en ningún momento.

 Estando cerrada la vía del recurso de inconstitucionalidad contra la LMH, salvo que se proceda a preconstituir una situación que obligue al Tribunal Constitucional a pronunciarse en la vía del Recurso de Amparo, la única acción posible es forzar la aplicación más estricta posible de la misma por la vía del ataque penal, personal y directo, contra quienes  a todas luces se han extralimitado en su cumplimiento.

  Hay que estudiar la presentación de una querella criminal. Que se abra un sumario. Que se identifique a esos agentes y mandos. Que se sienten en un banquillo a explicar porqué opinan que requisar un Santo Rosario o una pulsera  (y una Bandera que no estaba siendo siquiera exhibida, y una Medida de la Virgen del Pilar) es una acción ajustada a Derecho para un Policía y que los jueces de lo Penal decidan si esos Policías tienen derecho a atentar de esa manera contra derechos y libertades básicos, incluidos los religiosos.

 Porque, no nos olvidemos, esas gentes a quienes se les requisaron Rosarios y Medidas, iban a una Misa. Esas gentes a quienes se les registraron sus vehículos y se les requisaron banderas que guardaban en sus maleteros, iban a una Misa. Esas gentes contra quienes los antidisturbios cargaron en la explanada del Valle de los Caídos, salían de una Misa.

 Parece que Alternativa Española va a denunciar estos sucesos tan lamentables. Ojalá no sea un simple artificio propagandístico. Ya veremos si el año que viene requisan Banderas absolutamente legales y Rosarios si esta actuación del pasado domingo les hacemos comparecer ante un Juez.


Comentarios

Añadir un comentario