S?bado, 22 de noviembre de 2008

La pirateria amenaza el Canal de Suez.

"No hay ninguna clase de locura que el cerebro humano no sea capaz de imaginar en esta guerra". Con esta frase despachó Joseph Goebbels en su Diario (23 de Septiembre de 1943) la pretensión del Negus de Etiopía de que le fuera entregado Pietro Badoglio para que fuera juzgado por crímenes de guerra por un tribunal abisinio. Más de medio siglo después, esta frase vuelve a cobrar toda su vigencia cuando el diario El Mundo nos informa de que un grupo integrista islámico amenaza con liberar al superpetrolero saudí Sirius Star, secuestrado hace una semana en aguas somalíes.

En el caso de Somalia, del que no es la primera vez que hablamos estamos asistiendo a las consecuencias dramáticas de la estupidez colectiva de los Gobiernos del mundo y de las Naciones Unidas, empeñados contra viento y marea en considerar como "Estado" algo que, evidentemente, no lo es ni de lejos.

Las consecuencias fácticas de mantener la ficción jurídica de que los somalíes poseen un Estado soberano las está sufriendo el mundo entero: Siete buques secuestrados en los últimos doce días, aumentando hasta dieciocho la cifra  total de barcos secuestrados. y el recorrido de la ruta del Canal de Suez, por la que circula el 11% del tráfico marítimo mundial, convertido en una aventura de alto riesgo.

Solo queda ya una solución para Somalia, país deshecho por la guerra civil multilateral en la que se halla incurso desde 1991: Una pacificación forzosa y posterior ocupación militar inmediata, como paso previo imprescindible al establecimiento de una administración colonial o multinacional hasta que se pueda formar nuevamente en el país algo parecido a un Estado capaz de ejercer una mínima jurisdicción y control sobre su territorio.

Cuanto más se tarde en poner en marcha esta solución, que es la misma que se llevó a cabo en Sierra Leona, será mucho peor tanto para el mundo como para los propios somalíes. El problema es que aquí, a diferencia de lo sucedido en Sierra Leona,  se ha reconocido legitimidad como Gobierno a unos interlocutores somalíes con los que se ha estado, inexplicablemente, jugando a las casitas cuando es obvio que carecen de la menor autoridad.

 En este estado de cosas, no me parecería mal que fueran unos integristas islámicos quienes dejaran en ridículo a la ONU, a Arabia Saudí y a las potencias europeas liberando el Sirius Star. De momento, son los únicos que han decidido pasar a la ofensiva contra las bases en tierra de los piratas. Si tienen éxito, ya habrán demostrado más autoridad que el supuesto "Gobierno de Somalia"


Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Anonimo
Fecha: Domingo, 23 de noviembre de 2008
Hora: 13:50

Hola, me ha llegado este nota os lo paso, es interesante.

A ra?z de las multas a los comerciantes en el barrio de Sans en Barcelona por los organismos de la normalizaci?n de la Generalitat ha surgido este v?deo, es una tragicomedia digna de verse.

Os recomiendo la visi?n de CASABLANCA de LLOBREGAT, dedicado especialmente a los que apoyan el CAC (centro de multas por rotular en castellano y cerrar emisoras por criticar las pol?ticas del tripartit) y en especialmente a los que est?n por todo lo contrario.

CASABLANCA de LLOBREGAT v?deo:

http://www.youtube.com/watch?v=mEQShmIO2vI
(Unir en una l?nea si sale el enlace cortado).o buscar por google o youtube.

Es genial. Gracias por verlo y tambi?n por su difusi?n