S?bado, 08 de noviembre de 2008

Agrup?monos todos... para salvar a PRISA

Lo cuenta Hispanidad y se hace eco Orisson. Desde el Gobierno sse presiona a los bancos españoles para que ayuden al salvamento de PRISA. ¿Desde el Gobierno? No. Desde la vieja guardia del socialismo, que es muy parecido pero no lo mismo. Esta vieja guardia la encarna María Teresa Fernández de la Vega, única posible sucesora de un ZP que ha descubierto que mimar a PRISA es superfluo mientras el PP lo dirija Mariano Rajoy. 

El trasunto político-mediático del asunto es que, efectivamente, Zapatero ha creado su propio grupo de comunicación. Y a PRISA no le ha quedado más remedio que tragarse el sapo porque no tiene ninguna otra opción. Una nueva legislatura del PP, no del PP contemporizador con el polanquismo que fue el de Aznar, sino con el PP  de Mariano Rajoy... quien pese a su giro al centro es más que dudoso que renuncie al revanchismo.

De hecho, el único riesgo para el panorama mediático socialista y el sólido apoyo de PRISA al PSOE es que Alberto Ruiz-Gallardón se hiciera con las riendas del PP. Ahí si que PRISA podría cambiar de bando. A Rodríguez Zapatero ese asunto no le preocupa, porque es más que dudoso que llegue a verse las caras nunca con el PP en unas elecciones. Pero para De la Vega, por posible sucesora, y para toda la vieja guardia del socialismo, profesionales de la política que aspiran a seguir viviendo de ella cuando ZP sea historia...  PRISA es imprescindible de cara al futuro. No debe caer en brazos de un Gallardón, porque cualquier estrategia electoral socialista pasa por esa gran plataforma mediática que conforman El País, Cuatro, Localia y, sobre todo, la cadena SER.

Zapatero puede haberse pasado de los Corleone a los Tataglia. Pero el resto de su banda igual  no lo tiene tan claro. Y ya sería caradura que los bancos usaran el dinero del contribuyente... para hacerle condonaciones a Cebrián y los Polanquines.

 

Comentarios

Añadir un comentario