Viernes, 10 de octubre de 2008

Por fin: Prohibido buscar en el extranjero inmigrantes para servicios,agricultura y construcci?n

Pasito a paso, el Minsitro Corbacho va cumpliendo su anuncio de rectificar la suicida política de inmigración adoptada por Caldera con el aplauso del PP.  Hoy acaba de dar el primer paso para cumplir su promesa de reducir drásticamente la contratación de trabajadores extranjeros (a uno de los cuales vemos en la foto tratando de explicar a un Policía las ventajas de un diálogo fluido entre distintas culturas) en sus países de origen.

El catálogo de ocupaciones de difícil cobertura, que recoge los empleos para los cuales los empresarios pueden buscar mano de obra en el exterior, ha sido recortado en un 32,14%. Se acabaron los empleos en servicios, agricultura y construcción.  Eswto significa que de la relación se han caído los empleados de hogar, los camareros, los albañiles, los fontaneros, los peones agrícolas... En definitiva, todos esos sectores en los que los españoles "no querían trabajar", ridículo eufemismo para ocultar que lo que en definitiva ocurría es que esos sectores no ofrecían condiciones de trabajo dignas.

Para la historia queda que hasta el último trimestre de 2008, en plena crisis, España ha estado importando extranjeros no-cualificados. Y aun cuando dejen de venir, el dumping laboral y social masivo, auténtica reforma laboral encubierta contra los trabajadores españoles, ya está lo suficientemente asegurado con los millones de inmigrantes de nula cualificación que ya tenemos en nuestras fronteras.

 Es por ello que la prohibición de traer apilatochos, chachas, jornaleros y camareros de los Andes o Marruecoses, a estas alturas, demasiado escasa. Urge iniciar una política de repatriación objetiva de poblaciones extranjeras. No podemos permitirnos el lujo de mantenerles aquí.

Comentarios

Añadir un comentario