Martes, 16 de septiembre de 2008

20.000 andauces quieren irse a vendimiar a Francia

Debe ser un bulo. Españoles que quieren trabajar en el campo, cuando todo el mundo sabe que los inmigrantes han copado la agricultura porque aquí somos tan pijos que no queremos partirnos el lomo. Y nada menos que 20.000. ¿Qué razón hay para que los andaluces quieran trabajar en Francia y no en España? ¿Tal vez que aquí los empresarios del campo prefieren contratar extranjeros ilegales para pagarles menos y explotarles mejor?

¿Y los inmigrantes franceses? ¿Acaso ellos no estaban para hacer los trabajos que a los franceses no les interesaban? ¿O es que allí la Yihad ha entrado en su segunda fase y ya no necesitan la excusa de los trabajos duros para vivir a costa de la República francesa como ocurre en Alemania?

La inmensa estafa de la inmigración se sustenta en tópicos y mentiras que van a quedar dolorosamente al descubierto según avance la crisis. El de los oficios y trabajos que los españoles no quieren desempeñar va a ser de los primeros en caer. Y no es el más grave ni el peor. Hay por ahí quien afirma sin pudor que los inmigrantes aseguran la continuidad del sistema de pensiones o que no tienen nada que ver con la delincuencia.

 Ahora sale Rajoy a quejarse de que hay inmigrantes en el paro y españoles buscando trabajo fuera. Esto lo dice el Ministro de dos gobiernos Gobierno que empezó su mandato legislatura con un millón y medio de inmigrantes y la terminó con cuatro.

 Este artículo está ilustrado con una fotografía sobre las "dignas" condiciones de trabajo que los empresarios del campo español ofrecen a los inmigrantes que contratan. Que los españoles no quieren trabajar, nos dicen encima.

Comentarios

Añadir un comentario