Jueves, 11 de septiembre de 2008

Los caprichos del Fara?n

Las cuentas del Ayuntamiento de Madrid son un perfecto caos. Se ha cerrado 2007 con un déficit fiscal de más de 1500 millones de euros y una deuda total de más de 6300 millones, que supera a las de Barcelona, Sevilla, Málaga, Zaragoza y Valencia juntas. Es monstruoso, es escandaloso y es una razón más que suficiente para que Solbes, el Ministro que incumple la Ley de Estabilidad, diga públicamente que la deuda del Ayuntamiento de Madrid "deben pagarla quienes votaron a Gallardón", es decir, los electores madrileños. Me parece bien.

 Cada ciudadano, cada votante, debe empezar a ser consciente de que las administraciones públicas se financian con su dinero. Que cada euro que gasta un Ayuntamiento o una Comunidad Autónoma va a ser sufragado con cargo al bolsillo de todos. Que antes de votar a un cargo público que lleva en su programa electoral fastuosas acometidas públicas, consulten con su cartera el precio que van a tener que pagar por las mismas.

 Los madrileños hemos enterrado la M-30. Hemos dado el primer paso para acabar con la horrible cicatriz urbanística y económica que fue esa gran circunvalación que se nos vendió hace 30 años como el colmo de la modernidad y que terminó siendo una frontera dentro de la ciudad más cosmopolita de España. Aprobamos el soterramiento antes de llevarlo a cabo y lo refrendamos con nuestro voto una vez llevado a buen término. Nos toca pagar la propuesta del Faraón porque la aprobamos nosotros mismos. Exactamente lo que hemos defendido otras veces. Si la obra deja en cuadro la caja del Ayuntamiento durante los próximos 20 o 30 años -cosa que parece más que probable- nos lo tenemos merecido por aclamar al Faraón.

 Ahora bien... ¿Se atreverá Solbes a aplicar ese mismo rasero a todas las administraciones territoriales? ¿Le dirá a los súbditos del Califa Chaves que se paguen sus propias campañas para promover el Ramadán? ¿Le dirá a los votantes extremeños que se rasquen el bolsillo para pagar a su numerosísima casta autonómica? ¿O es Solbes un cínico que expresa con sus declaraciones el escozor socialista por no comerse un colín en la capital del Reino desde hace décadas?

Lamentablemente, en este caso Solbes no está defendiendo café para todos. Está calentando motores y adelantando la campaña socialista para las próximas elecciones municipales y autonómicas. Gallardón es de lo peor que tiene el Partido Popular. Yo no le voté, ni le votaré jamás. Sé que me toca pagar las deudas en las que nos metió con el permiso de quienes sí lo hicieron. Y simplemente pido lo mismo para todas las administraciones públicas. Quiero dejar de apadrinar niños extremeños. ¿Hablará ud. mañana de eso, señor Solbes?.

Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Martha Colmenares
Fecha: Jueves, 11 de septiembre de 2008
Hora: 18:39

Para m?, como dices, "est? calentando motores".
Saludos
Autor: Martha Colmenares
Fecha: Jueves, 11 de septiembre de 2008
Hora: 18:40

Para m?, como dices, "est? calentando motores".
Saludos
Autor: Martha Colmenares
Fecha: Jueves, 11 de septiembre de 2008
Hora: 18:41

Para m?, como dices, "est? calentando motores".
Saludos