Lunes, 08 de septiembre de 2008

Se reciclan los piromanos y los bancos duplican los plazos de embargo

Pues no. Los pirómanos no se habían curado. Solo cambian de objetivo de acuerdo al ciclo económico. Ahora ya no queman montes, sino empresas en quiebra. Este fin mismo fin de semana, diez empresas españolas de más de 200 empleados han ardido por los cuatro costados. Ya lo habían advertido algunos de los más avispados y se va cumpliendo palabra por palabra:

Las aseguradoras españolas, como las estadounidenses, van a encontrarse con muchos incendios motivados por dificultades económicas. Tanto es así que Credit Suisse ha decidido desprenderse de sus participaciones en aseguradoras españolas. Huyendo de la quema, y nunca mejor dicho.

 La otra noticia económica del día es la intervención del Gobierno norteamericano en los dios principales bancos hipotecarios del país. Ciento cuarenta mil millones de euros, para empezar.

Mientras tanto, los bancos españoles duplican el plazo de los embargos para no aumentar sus cuotas de morosidad. A esto se le llama , pura y simplemente, maquillar un balance. Y presentar como cobrables y sanas lo que son hipotecas ninja no es sino un intento de engaño masivo a accionistas, inversores y al sistema interbancario en general, cuando la realidad del asunto es que nadie quiere pisos.

Naturalmente, a los bancos españoles les parece muy requetebién que un Gobierno intervenga con dinero de los contribuyantes para evitar la quiebra de entidades hipotecarias. El mal ejemplo de la administración Bush hará que en toda Europa los políticos no se lo piensen dos veces: Saneemos los desaguisados de los gestores privados con cargo a los impuestos. ¿Y los beneficios que esos gestores han obtenido en los años de bonanza, dónde están?

En billetes de 500 euros vinculados al ladrillo que van saliendo poco a poco de las cajas fuertes, porque la cosa está muy achuchada.

Comentarios

Añadir un comentario