Martes, 09 de septiembre de 2008

John Cobra: Directo al costillar

Quien tenga hoy la -peregrina- ocurrencia de entrar a mi blog en busca de alguna entrada seria y sesuda se va a llevar una decepción. Hoy voy a hablaros de John Cobra, un nativo de Valencia que decidió dar el salto a la fama como inventor de un nuevo arte marcial: El vale calle.

John Cobra, a quien vemos en este vídeo dando una lección sobre conducción de ciclomotores antes de mostrarnos como circula sin casco por un polígono industrial, es un tío cuyas cualidades físicas admiten poca duda, pero cuyas dotes como enseñante y su peculiar sentido de la estética le convierten más bien en una especie de ideólogo audiovisual de la violencia gratuita.

¿Es John Cobra un tarado? Muchos lo dicen y puede que lo sea. Pero yo, que no le conozco de nada,  me inclino más por pensar que se trata de un cachondo mental con ganas de fama y que le saca partido como mejor puede y sabe a lo que ha aprendido en la Universidad de la calle. Y lo que ha aprendido no son precisamente matemáticas. Si el tío es bueno dando mamporros, pues adelante. Que ese es un mercado de rotación muy alta.

 Atentos a su disertación sobre el modo correcto de golpear a un adversario con la litrona en la cabeza, que a mi juicio va a consagrar, sin duda alguna, su entrada en el panteón eterno de los mitos del kinkismo. No obstante, hemos de dejar bien claro que, al menos no parece que emplee sus artes marciales para atemorizar al vecindario, a tenor de como pide disculpas, como Dios manda, tras arrojar accidentalmente a la calle una muleta mientras graba una lección en la azotea de su edificio.

En fin. Quien quiera saber más de este exponente de la segunda generación de la Ruta del Bakalao, puede ir a su página web oficial, que por cierto está bastante currada. Tampoco olvideis de emplear el golpe foster´s directo al costillar si alguna vez os encontrais en el párking de la "Radi" y empiezan a llover ostias.

 Y tenedlo claro: Valencia es suya. Y él nunca dijo que los canarios sean monos de la selva. Se refería a los congoleños. ¿Estamos?


Comentarios

Añadir un comentario