Domingo, 07 de septiembre de 2008

El aborto libre a las puertas

Que en España viene existiendo un fraude de ley masivo con los tres supuestos del aborto era sobradamente conocido. Que este fraude de ley contaba con la total complicidad del Partido Socialista que lo propició y el Partido Popular que no hizo nada por terminar con él, lo sabíamos todos los que hemos estado implicados, por mínima que fuera dicha implicación,  en movimientos antiabortistas.

 El problema para el statu quo del crimen del aborto ha venido cuando se ha simultaneado en el tiempo un Gobierno de extrema izquierda con una ofensiva jurídica y mediática que, pone negro sobre blanco el alcance del fraude y sus detalles más abominables al tiempo que coloca peligrosamente cerca de la cárcel a médicos  y es posible que incluso a algunas mujeres.  No hay demanda social, pero sí existe necesidad política socialista de cambiar la ley antes de que ninguno de los que se han aprovechado del fraude terminen entre rejas y que la sociedad empiece a hacerse preguntas acerca de la licitud o no de considerar el delito como derecho.

 Juega aquí en favor de la urgencia de la Ministra Aído otro de los principios esenciales del Derecho Penal: Nadie puede estar cumpliendo condena por una conducta si esta deja de ser delito. Y urge que Morín no pise la cárcel. Motivo por el cual los expertos de Aído van a trabajar contrarreloj. Si le sumamos la estrategia habitual del zapaterismo consistente en tapar los problemas con falsos debates, el timing es perfecto.

 Este blog se sumará, con convencimiento, a la contraofensiva antiabortista. Creo firmemente que en esta ocasión, en plena era de la informática, tenemos las mejores herramientas que nunca hemos tenido para generar un debate social sobre este asunto. No me hago ilusiones sobre el resultado de ninguna acción de propaganda o información sobre este Gobierno sectario y malvado.

Pero por lo que a mí respecta, la lucha no es evitar la ley de plazos, que se va a llevar a cabo sí o sí porque hay mayoría parlamentaria suficiente para ello, sino generar un debate social y político que obligue a todo el mundo a retratarse y que ponga sobre la mesa las contradicciones, por ejemplo, del Partido Popular en este asunto.

 Vamos a seguir muy atentamente a los medios de comunicación. A la Iglesia. Al Partido Popular. Y también a HazteOír.org, porque HazteOir va a encabezar en gran medida la movilización social. Y tiene la enorme responsabilidad de decidir a quien permite capitalizar políticamente la oposición social al aborto.


Comentarios

Añadir un comentario