Lunes, 18 de agosto de 2008

Los bancos se preparan para resistir el invierno crediticio... con un invierno inmobiliario

Mientras la prensa anglosajona sigue advirtiendo de un próximo credit crunch de nuestro sistema bancario, mientras algunos bancos y cajas de ahorros (cuyo nombre, inexplicablemente, se niega al público) ponen pegas a la devolución de los avales de los pisos y mientras Fernando Martín corretea por las centrales de los grandes bancos españoles muriéndose de rabia, algunos bancos optan por la única solución lógica: Alquilar los pisos ejecutados. Es decir, convertirse en inmobiliarias a cambio de liquidez.

 Esencialmente, la banca ha descubierto que la mejor forma de capear los impagos de inmobiliarias en apuros es quedarse con sus activos y ponerlos en el mercado, es decir, encargarse directamente de su venta o alquiler. De esa forma, los bancos pretenden reducir los riesgos de impago revendiendo los activos, es de suponer que de forma escalonada.

Cuenta Hispanidad.com que esta fórmula sería difícilmente sostenible por el Banco de España en condiciones normales. Pero no estamos en condiciones normales. Así que el supervisor ha preferido mirar para otro lado, aún a sabiendas de que la operación es una huida hacia delante. MAFO conoce bien el riesgo del ‘efecto dominó’, así que ha decidido defender al sistema financiero español con uñas y dientes.

 En mi opinión, la medida no solucionará la crisis de liquidez a la que se enfrenta nuestro sistema bancario. Como muy bien se preguntan en Hispanidad.com ¿Cómo se reduce el riesgo si el problema es que los chalets de Reyal Urbis [o, añado yo, los pisos de Sanchinarro, El Bercial o Seseña] tienen hoy difícil venta? En otras palabras: ¿Cómo se consigue liquidez cuando el problema es de exceso de oferta? La respuesta es muy sencilla y en el sector textil lo tienen muy claro: Con precios de saldo. Sépanlo o no -y lo saben- los bancos están preparando un desplome aun mayor de los precios  de los inmuebles. Agárrense, que vienen curvas.

Por cierto, echadle un vistazo a los datos del segundo trimestre de 2008 de Metrovacesa... y vereis a lo que me refiero.

Comentarios

Añadir un comentario