Viernes, 25 de julio de 2008

Miles de serbios se manifiestan en apoyo del h?roe Radovan Karadzic

Radovan Karadzic, héroe de la primera guerra de la Era Moderna contra el Islam en Europa que tuvo lugar en los Balcanes a principios de los años 90 del pasado siglo, no carece de un enorme número de partidarios dentro de las fronteras de su patria casi 20 años después de su victoria en Srebrenica, frente a más de ocho mil milicianos musulmanes que los enemigos de una europa unida y cristiana no le perdonarán nunca.

 Así está reaccionando el buen pueblo serbio tras su detención hace tres días. Los serbios se manifiestan en las calles. En los campos de fútbol. Jóvenes serbios que no podrían tener más de cuatro o cinco años mientras su Nación trataba de defenderse contra las fuerzas combinadas de  los Estados Unidos y el Islam y la vergonzante clase política europea, salen a enfrentarse a la Policía y a su Gobierno.

 Los serbios no tienen ninguna razón para avergonzarse de hombres como Radovan Karadzic, al que un gobierno de vendidos y traidores ha decidido entregar para hacerse con las simpatías de una Unión Europea que prefiere, esencialmente, cerrar los ojos al desastre que creó en la ex-Yugoslavia a las órdenes de los Estados Unidos y que llevó a la desaparición de un estado perfectamente viable como era Serbia y al surgimiento en su seno de los estados musulmanes turcófilos de Bosnia y, últimamente, el de Kosovo.

La historia de la guerra de Yugoslavia es una historia triste de la geopolítica. Un Papa deseoso de ver libre a la católica nación de Croacia, oprimida por el comunismo de Tito., con el apoyo de una Alemania deseosa de redimirse tras su papel en la configuración de la región tras dos guerras mundiales. Italia y Austria, recelosas, se empeñan en la creación de un estado-tapón que hoy llamamos Eslovenia. Y Rusia, deseosa siempre de una salida al mediterráneo, busca apoyar a su tradicional aliado serbio en el mantenimiento de, al menos, sus territorios históricos.

Estados Unidos, Inglaterra y en menor medida Francia no estaban dispuestos a permitir que Rusia ganara influencia en el área. Y optaron por el troceamiento de Serbia. Apoyando, directamente, la independencia de los musulmanes de Bosnia, descendientes de los colaboracionistas con el invasor turco. Forzando la elevación de la rica provincia de Montenegro al status de Estado Federado con Serbia... y su posterior independencia con el 55,5% de los votos a favor. Y creando un protectorado sobre los narcoguerrilleros albano-kosovares que ha dado lugar al artificial y musulmán "Estado de Kosovo"... absurdo histórico muy parecido a si Asturias y León se independizaran de España.

Mi más completo apoyo a Serbia. Y mis mejores deseos para Radovan Karadzic, a quien solo cabe desear un juicio justo e imparcial.

Comentarios

Añadir un comentario

Autor: jopo6300
Fecha: S?bado, 26 de julio de 2008
Hora: 16:25

este es el primero en ir al infierno si hubiese dios, q suerte tiene!!!
?ya te he dicho q los extremos se tocan? agur
Autor: Anonimo
Fecha: Domingo, 01 de febrero de 2009
Hora: 3:47

Mi m?s completo apoyo al pueblo de serbio, lamentablemente existe todo un montaje auspiciado por EEUU y sus aliados "t?teres" para dejar a Serbia como los "malos" ante la comunidad internacional. Se debe conocer la historia de Serbia y de otros pueblos eslavos antes de jusgar a un pueblo que s?lo lucha por mantener su identidad nacional, religiosa y su tierra.

Arriba Serbia y todos los pueblos eslavos.