Viernes, 25 de julio de 2008

11-M: Humo y Espejos

Ya no es solo que la Sentencia del Supremo haya dejado la trama de atentado terrorista más brutal cometido en suelo europeo sin cerebro, líder, ni cabeza pensante alguna. Ya no es solo que se haya descartado por completo a Al-Qaeda y que se haya absuelto a los dos únicos imputados que tenían alguna remota conexión con el Islam militante. O que los dos únicos condenados como autores materiales (dos personas para colocar doce bombas en trenes separados por distancias kilométricas) sean un delincuente español de poca monta con problemas psiquiátricos y confidente de las FSE (Suárez-Trashorras) y un marroquí traficante que regentaba un locutorio y tenía una novia que vestía vaqueros ajustados y lucía un piercing en el ombligo. 

 Es que encima,los principales medios de prueba con los que se debería haber contado en el juicio del 11-M, es decir, los restos de los trenes... pura y simplemente fueron destruidos el 14 de Marzo por orden del Juez del Olmo. Absolutamente incomprensible desde cualquier punton de vista... excepto el de la conspiración.
Mientras tanto, acaba de desmontarse en Valencia el tren de Metro que en el año 2006 descarriló causando cuarenta y un muertos y cuarenta y siete heridos, de los cuales dos acabarían muriendo para sumar un total de cuarenta y tres.

Aunque una de las acusaciones particulares había recurrido dicho desguace, Juzgado, Fiscalía y las otras acusaciones están de acuerdo en que se han realizado ya pruebas suficientes a ese tren. Como de costumbre, el tendencioso enlace que os pongo es el de un diario sensacionalista local. Y lo que quiero señalar es que, pese a las protestas de una de las acusaciones particulares, se han realizado toda clase de pruebas en los trenes antes de proceder a su desguace.

Eso, que es lo normal y lo lógico en cualquier proceso penal, no ocurrió en el 11-M, juicio en el que han ocurrido toda clase de excepciones a las reglas comunes. Por ejemplo: La única actuación no-grabada de los GEOS desde su fundación. ¿Adivinan cual fue? A los perezosos, se la recuerdo yo: La espectacular intervención en la supuesta célula islamista  que tenía su cuartel general en un piso de Leganés contiguo al de un agente del Servicio de Información de la Policía (penúltimo párrafo). Agente que reconoció como suyas toda la documentación referida a ETA hallada entre los escombros generados por unos supuestos islamistas que sse suicidan para llegar al Paraíso de las 64 Uríes Vírgenes con un pantalón de chándal puesto del revés. Es que las operaciones de los GEO no se graban nunca, dice su Jefe en el juicio. Sinvergüenzas. Cínicos. Hipócritas.

El juicio del 11-M ha terminado -por el momento- con una tomadura de pelo masiva a todos los españoles. La versión oficial de los atentados (es una broma macabra sostenida en la afirmación de que una célula de confidentes de la policía asturiana se descontrola y entra en contacto, para facilitar una masacre vendiendo explosivos, con un grupo de delincuentes marroquíes de poca monta que de pronto se convierte en masa al Islam radical y opta por matar a 192 personas para llamar la atención sobre su causa y, días después, volarse colectivamente en un piso de Leganés tras llamar a la prensa y dar tiempo a que se desaloje a los vecinos.

 Y todo esto se descubre gracias a una misteriosa mochila que aparece en la Comisaría de Vallecas proveniente de no se sabe donde. Cargada de explosivos, pero imposibilitada para estallar. Con un teléfono en su interior que lleva, sabe Dios como , a la Policía hasta un locutorio de Lavapiés. Propiedad de unos pobres hindúes a los que, sin ambages, se les vulneraron flagrantemente derechos procesales elementales para enmarronarles como partícipes en una trama para matar en nombre de una religión que no era la suya. Los tres hindúes quedaron, año y pico después, en libertad sin cargos.

 Menos suerte tuvo el marroquí en cuyo establecimiento se vendió la tarjeta SIM de esa mochila milagrosa. 49922 años de cárcel. Tiempo de sobra para reinsertarse... si fuera un criminal.  No, yo no me creo ni mucho ni poco que este tipo perfectamente insertado en la sociedad sea u terrorista islámico. Este hombre no puede ser un fanático terrorista islámico deseoso de hacer la guerra contra el infiel:

Juzgadlo vosotros mismos en este vídeo. Y no os olvideis de compararle con un terrorista islámico de verdad

En el 11-M todo es humo y espejos. Se ha escamoteado la verdad. ¿Porqué? ¿Y porqué estos renuncian a buscarla?

 


Comentarios

Añadir un comentario

Autor: jopo6300
Fecha: S?bado, 26 de julio de 2008
Hora: 12:25

siempre podras ver cospiraciones, si te interesa verlas.

enfin