Jueves, 24 de julio de 2008

Cambio de modelo de negocio: Microsoft abre su plataforma

Mi apuesta personal es que sería Sony, llevada por la desesperación, quien lo haría. Pero me equivoqué: Ha sido Microsoft quien ha decidido que todo el mundo podrá programar juegos para su XBOX 360 y llevarse además el 70% de su precio de venta a través del Bazar de XBOX Live. Esto se hará gracias a la aplicación XNA Game Studio, una plataforma de desarrollo para programadores aficionados de XBOX y Windows.

Sabía que este anuncio, que supone un giro de 180º respecto a como ha venido funcionando el mercado de los videojuegos hasta ahora, era inminente por parte de una de las tres grandes. Y me había jurado a mí mismo que antes de que eso sucediera habría publicado el segundo y último artículo de la serie dedicada al Crash de 1983 y sus efectos sobre el mercado de los videojuegos, dedicada al modelo de negocio desde 1987 hasta hoy. 

 Para cuando la publique, ya estaremos encaminados decididamente hacia un mercado de los videojuegos radicalmente distinto del que conocemos, basados en unas plataformas convertidas en gigantescos bazares virtuales de juegos donde primará la abundancia del software y será el mercado  mundial de las descargas masivas previo pago -y no la compañía dueña del hardware- quien decidirá la calidad de cada producto.

 El diseñador de juegos Greg Costikyan ya hizo en 2005 un demoledor análisis de la situación del mercado de los videojuegos. Esencialmente, acusando a Nintendo de haber creado un sistema excesivamente rígido que impedía una innovación real y a las otras compañías de haber seguido exactamente con el mismo sistema. Un resumen muy bueno de lo esencial de su argumentación lo teneis, en español, aquí. Y ese es el sistema que hasta ahora se venía aplicando. Pagar un canon a Nintendo (Microsoft, Sony...) por programar para su consola. Pagarles la fabricación del soporte. Y pagarles un royalty sobre las ventas del juego. ¿Resultado? Juegos más complejos, más caros, con un desarrollo cada vez más costoso... y la innovación bajo mínimos, excepto para las grandes y las megafranquicias.

 ¿Pruebas? A montones. Ya es triste decir que la innovación en los shooters no la ha podido hacer más que un juego de franquicia como el Star Wars Battlefront y su sistema de ser un simple soldado prescindible entre la masa. Sistema copiado luego en, por ejemplo, Conker Live & Reloaded. y en el genial Battallion Wars.  O que el subgénero de las carreras de karts no haya tenido más que tristes copias (Crash Bandicoot, Diddy Kong´s Racing) del genial Super Mario Kart. Que nadie salvo Nintendo fuera capaz de reinventar las plataformas en 3D con N64. Que la pauta de lo que debe ser un RPG la hayan ido marcando los sucesivos Zeldas y Final Fantasies, hasta el extremo de tener que terminar sacando una y otra vez estos juegos -y bombazos excepcionales como el Chrono Trigger- en sucesivos ports directos de plataforma en plataforma porque, simplemente, no hay narices a innovar... es demasiado caro y el riesgo, demasiado alto.

 Pues bien: Parece que esto empieza a terminarse. Por supuesto, seguiremos teniendo ports de nuestros clásicos. No faltaba más. Pero de ahora en adelante, tendremos riesgo, innovación y más juegos y más baratos en el mercado. Ahora tienen que mover Sony y Nintendo. Y moverán, seguro. Un vaticinio: Sony lo hará antes. A ver si acierto en este.


Comentarios

Añadir un comentario