Lunes, 21 de julio de 2008

La crisis que no existe logra que las espa?olas vuelvan a los prost?bulos

El Grupo PRISA ha tenido un importante golpe de timón político desde que decidió apuntalar el liderazgo de Rajoy al frente del PP coincidiendo con la consolidación del grupo de comunicación afín al zapaterismo que conforman La Sexta y Público. Así, de negar tajantemente la existencia de la burbuja inmobiliaria, su inminente estallido y la misma situación de precrisis que había ya en el último trimestre de 2007 y el primero de 2008 (no vaya a ser que se perdieran las elecciones) ha pasado a publicar editoriales críticos y reportajes tan aterradores como el que da título a esta entrada.

 El subtítulo tampoco deja lugar a dudas: La crisis empuja a muchas mujeres a volver a un oficio copado por extranjeras - Los precios se derrumban y el cliente es más vejatorio y exigente . No es, desde luego, un titular que vaya a animar en absoluto la creación de empleo. Ni en este sector, ni en ninguno.

 El contenido del reportaje es, en conjunto, lamentable, triste y ejemplificativo de la situación económica que estamos viviendo, de las pésimas perspectivas para los próximos meses... y de la absoluta degeneración moral en la que estamos inmersos:

- "Hace años, las muchachas españolas podían trabajar de gogó de discoteca o de lo que hiciera falta, no necesitaban recurrir a esto, pero hoy la economía va muy mal".

- Un estudio de Carmen Meneses, de la Universidad Pontificia de Comillas de Madrid, constata que las entrevistadas españolas habían tenido un consumo experimental de cocaína previo al ejercicio de la prostitución, mientras que el resto no. El alcohol y la cocaína les permiten sobrellevar la actividad que realizan. Algo que, por regla general, aborrecen.

Miles de familias en quiebra (llevan un año con más morosidad que las empresas), la morosidad duplicada, la burbuja definitivamente pinchada al estar vendiéndose los pisos por debajo de su precio de coste, la principal inmobiliaria del país en quiebra,  la caída de ventas de automóviles ahogando a los concesionarios. Ahora tenemos también españolas llevadas al negro pozo de la prostitución por culpa de la recesión. 

 El tema de la crisis económica, aparte de tornarse cada vez más oscuro y deprimente, está dejando dicho en muy poco tiempo gran parte de lo que se puede decir. No sé si volveré a escribir sobre él con la asiduidad de las últimas semanas. De momento, prefiero empezar a pensar en las vacaciones.  Y en dar gracias a Dios por no haberme hipotecado y ser un hombre sin deudas.



Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Delfos
Fecha: Lunes, 21 de julio de 2008
Hora: 17:17

Que lastima que estas pobres mujeres tengan que llegar a esto...y que lastima aquellos que necesitan recurrir a sus servicios...