Lunes, 30 de junio de 2008

CAMPEONES, CAMPEONES

En estos momentos, España es una fiesta roja y gualda. Por la parte que me toca, puedo asegurar que desde Fuencarral hasta Atocha, desde Lacoma hasta Canal y desde Marqués de Vadillo hasta la glorieta de Oporto, la gente está exultante y envuelta en banderas y camisetas. Bien por la Selección. Bien por España.
Bien también por Luis Aragonés, por quien muchos no apostábamos absolutamente nada. He de confesarlo: Yo pensé en todo momento que Raúl tenía razón. El tiempo y una Eurocopa ganada con el mejr juego desplegado por España en muchos, muchos años han venido a corregirme la plana. Es mi maldición no haber entendido jamás de fútbol, ni siquiera habiendo sido Árbitro ocho años consecutivos. O quizá precisamente por ello.

Raúl se ha comportado con chulería. Sí. Yo creí y pensé realmente que justificada. Siendo como soy antimadridista y por ende antirraulista, no puedo negar que el palmarés de Raúl es muy superior en todo al del Sabio de Hortaleza. Solo que ahora Luis tiene una Eurocopa y Raúl tiene... que guardar silencio.

 Ahora es Luis quien ya no se calla. Y denuncia el acoso sufrido por el entorno mediático del Capitanísimo. Ahora les va a tocar callar a ellos. Y también a mí. Pero callo con gusto, porque España ha vencido y cualquier enfrentamiento o riña mezquina debe ceder ante eso. Hoy, toda esta semana, toca celebrarlo. Campeones somos.


Comentarios

Añadir un comentario