Lunes, 23 de junio de 2008

Rajoy vence, pero no convence

Sin el apoyo de casi un 16% de los compromisarios del Congreso de Bulgaria, capital Valencia, una dirección que excluye absolutamente a los críticos del Partido y una lideresa nacional que dice verse como el verso suelto del mismo, Rajoy ha sido reelegido líder del Partido Popular. Incapaz de sumar a nadie a su proyecto, se va a enfrentar en solitario a las europeas.

 Y con las sombras de Aznar y de Rato planeando sobre su liderazgo, El Mundo y la COPE firmemente contra él y y Gallardón venciendo por la mínima sobre Aguirre, más le vale que su giro centrista le sirva para empezar a ganar elecciones.

El PP hoy ha certificado una vez más que ha perdido por completo cualquier principio superior que pudiera servir como excusa para apoyarlo. Tras prácticamente echar a María San Gil, imponer a Cospedal y mantener a Gallardón, debe estar claro que seguir engordando el mal menor solo va a servir para tener que apretarse más y más la pinza a la nariz cada vez que se vaya a votar PP.

 Ideas claras. Clarísimas. El problema es que son basura.



 

Comentarios

Añadir un comentario