Lunes, 16 de junio de 2008

Fin del paro de los camioneros. El Gobierno resiste y gana.

Como era de esperar, como cualquier cacho de carne con dos ojos podía ver, los transportistas han tardado exactamente una semana en rendirse

Han intentado desestabilizar al Gobierno para obligarle a negociar, porque ellos mismos sabían que su capacidad de aguante era mínima y la posibilidad de salirse con la suya en su extorsión pasaba por crear problemas a la ciudadanía y que esta a su vez le echara la culpa al Gobierno.

 Pero como los españoles no son idiotas, ha resultado que cada día de huelga desde el lunes pasado eran más y más las voces que exigían intervenciones contundentes. Rubalcaba nos las dio el pasado miércoles, pero eran muchísimas las voces que reclamaban aún más dureza.Estaba claro que la ciudadanía no estaba comprando las argumentaciones de los caciques del trailer.

 Y en esa situación, a los empresarios del transporte n les quedó más remedio que jugar su última carta: El asedio, puro y simple, a la capital del Reino.

 Esa carta les ha salido mal. Jugada apresuradamente y contra un despliegue sin precedentes, solo ha servido para que la Guardia Civil intercepte camiones a cientos y para que algún que otro listo pierda puntos de carnet.

 Esos chulos de piscina que anunciaban que iban a molestar para poner al Gobierno con el agua al cuello. Esos cabrones que han quemado veinte camiones, algunos de ellos con sus conductores muertos. Esos miserables eran los mismos que anunciaban en sus webs que iban a seguir hasta la victoria, es decir, que seguirían tocando los cojones colectivos de la Nación hasta que accediéramos a pagarles el gasóleo y a renunciar a las ventajas de la libre competencia a la hora de fijar los precios de sus servicios. Su victoria era la ruina de todos los demás trabajadores de España.

 Y no la han conseguido. Por ahora.

¿Cadáveres por el camino?  Los ha señalado  Alberto Noguera. En Villena, por ejemplo, han dado vacaciones a los empleados de las hortofrutícolas. Las cooperativas dicen: "si no se toman medidas urgentes, cuando se termine la huelga los agricultores habrán perdido sus clientes europeos, abastecidos ahora por sus principales competidores, como Holanda e Italia". Precios de alimentos disparados al doble en dos días, gasolineras cerradas, pérdidas de miles de millones de euros. Y vamos a ver si el turismo se queda o se larga a un sitio más tranquilo.

Nota: No considero a los camioneros ni remotamente parecidos a Optimus Prime. Pero la rendición del gran líder autobot (que además se transformaba en trailer) ante el más inepto de los comandantes Decepticons de los comics clásicos de Marvel (Skorponok) me resulta de un paralelismo delicioso con la situación actual: ZP ha hecho algo bien. Ya era hora.

 Suerte, eso sí, que Rubalcaba no es una ministra de la cuota. Menudo ridículo el de Maleni.


Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Anonimo
Fecha: Jueves, 19 de junio de 2008
Hora: 18:30

Eres fan de los transformers? Ya podrias dedicarles un articulo, jo... por cierto, felicidades por el blog