Viernes, 30 de mayo de 2008

Sobrerregulaci?n tragic?mica

Un pobre hombre, ahogado por la hipoteca, procedió a sortear su piso en papeletes de cinco euros en Ciempozuelos. La noticia fue muy comentada en Internet. Tanto, que ha llegado a oídos de algún sobrio y trabajador funcionario de la Agencia Tributaria.

Y ya se lió. Porque resulta que, ni corta ni perezosa, la Hacienda Pública ha decidido abrirle un expediente sancionador reclamándole ni más ni menos que 48.000 euros en concepto de tasas por emprender un sorteo sin autorización legal.

Hasta estos extremos llegan las regulaciones absurdas con las que tenemos que convivir cada día. A que un particular tenga que solicitar una autorización al monopolio de Loterías y Apuestas del Estado para organizar un sorteo y poder pagar su hipoteca.

Comentarios

Añadir un comentario